Silvia Nanni

De niña observaba mucho a la gente, en los colectivos, en la calle. Creo que a partir de allí, comencé a interesarme por la persona, la figura, sus expresiones. En los años de estudio con Carlos Gorriarena, mis pinturas eran siempre figuras rodeadas de paquetes de color, que aparecían de la simple pincelada. Luego de un período de alejamiento, continúo las mismas situaciones, pero de modo distinto. Parecería más tranquilo. Y siempre el hombre, la mujer. Cuando mi obra va a ser figurativa, puedo inspirarme en una referencia solo si me conmueve, ya sea fotográfica o real, siempre será algo que está en mi interior, motivo por el cual esa llamada llega a mí. Allí es donde nace el relato. Luego necesito jugar sin referencias, y mis pinturas son totalmente distintas. Podría llamarlas abstractas, simplemente para diferenciarlas. Porque para mí, es toda una.

Artistas