Mariana Zubiaurre

Estoy aquí. Soy ahora. Ambas cosas a la vez.
Pero entre el aquí y el ahora existe una diferencia.
Podemos ver un lugar, percibir con los sentidos el aquí, y todos los elementos concomitantes, pero con ninguno podemos percibir el ahora, el tiempo. Sólo apreciamos lo que el tiempo, una vez transcurrido ha causado y dejado detrás de sí.
La vida se transforma en transcurso de la vida.
Me interesa la creación de imágenes visualmente poéticas que permitan re significar las propiedades simbólicas de las formas y de las figuras.
Dentro de estos planteamientos re pienso los espacios en una narrativa desde lo íntimo, allí es donde reflexiono sobre el arte como un pensamiento que se une a la vida misma.
Utilizo plantillas que yo misma creo, para jugar de esta manera con formas que se repiten. Es como pensar que las acciones cotidianas son las mismas pero sin embargo tienen el “color” del estado que le imprima en ese momento.
El almanaque da sostén a nuestra memoria y el reloj es un medio para regular nuestra conducta, ambos se basan en dos figuras geométricas que simbolizan el tiempo: el círculo y la línea.
Uno es el rasgo amable , el que nos da una nueva oportunidad. El otro es la pista por donde corre .
Mi tiempo solo se convierte en “nada” cuando lo dejo fluir sin sentido.
La obra es para mi CELEBRACIÓN, comulga la intuición con un esquema de trabajo, que requiere de mucha dedicación, paciencia y alegría.
MARIANA ZUBIAURRE.

Artistas