Aida Pippo

El ser humano busca un lugar idílico donde todo sea calma y bienestar. Lo busca en su vida afectiva y lo busca también en postulados políticos. ¿Tuvimos alguna vez la experiencia de la perfección?
Suponemos que el vientre materno es la protección absoluta. Imaginamos un paraíso en donde Adán y Eva vivían en armonía. Cada cosmovisión, cada religión propone un momento de equilibrio que se perdió y no logramos reconstituir.
Finalmente la vida es tensión y conflicto. El hombre quizás sea el animal que padece con mayor dramatismo el resultado de sus propias intervenciones.
Solemos pensar que vivimos en la época más difícil y viciada pero la historia nos demuestra que el dolor y la esperanza siempre fueron la constante.
Casi como pretendiendo espiar en el orden “Golden Ratio” es una serie de trabajos en los que experimento con la enigmática ley del número de oro. Lúdicamente me apoyo en esta intersección de naturaleza y cultura para generar ritmos de forma, volumen y color.
En las obras tituladas “Anhelos” y “Lemas” vuelvo sobre la idea del esfuerzo que hacemos por imaginar un futuro ideal, un orden acorde a nuestro deseo.
Anhelos como “Pan y trabajo”, “Salud, dinero y amor” o Lemas como “Libertad, igualdad y fraternidad”, “Orden y progreso”, “Interdit d’interdire” se quiebran y fragmentan en el encuentro con la vida misma. Luego debemos rearmarnos sobre los recortes que quedan.
La maravilla es que a veces aparecen colores inesperados.

Artistas